Gestión docente de los tutores en la educación a distancia: e-Teachers. PDF

 

 por Mgter.Carina Grisolía y Mgter. Claudia M. Pagano

Como una manera de abrir el diálogo en este foro, les proponemos reflexionar en torno a: 1)  Analizar la dimensión de la tutoría virtual, para entender cuáles serían las formas de sociabilidad  para facilitar el diálogo entendido como  el encuentro con el otro para construir  un camino en búsqueda de la sabiduría”. 2) En la educación virtual se requiere un papel diferente del docente, más cercano al alumno, poner el énfasis en el propio proceso intelectual del alumno y en el aprendizaje en colaboración. ¿Qué habilidades cree Ud que un docente con marcada trayectoria en la presencialidad deberá desarrollar para transformarse en un docente virtual?¿Se hace necesario pensar en una nueva profesión docente?

 

Publicado en Actas del Primer Congreso Virtual Iberoamericano de Calidad en Educación a Distancia EDUQ@ 2008 celebrado del 29 de Octubre al 9 de Noviemrbe 2008 para el Eje temático 4. Calidad y Gestión Docente y Tutorial en Educación a Distancia. IntroducciónSi concebimos el aprendizaje como un proceso de construcción, por parte del sujeto que aprende, de conocimientos, habilidades y formas de actuar frente a situaciones planteadas, y a la enseñanza como el proceso de orientación del aprendizaje, por parte del docente, que propicia las condiciones y crea las situaciones de aprendizaje en las cuales el estudiante se apropia de los conocimientos y forma las habilidades, y le permite actuar de manera responsable y creadora, esta concepción reconoce, ante todo, un carácter activo y no pasivo del estudiante en el proceso de aprender. Estudiante  y computadora son una nueva realidad que el docente debe aprender a trabajar. Ver esta propuesta de educación emancipadora como positiva, pues los estudiantes en la medida en que se integran con una máquina, están ejerciendo  actividades lúdicas. Presentan un nivel de atención y concentración muy grande que facilita el aprendizaje. Por otro lado, para los estundiantes resulte natural el uso de tecnologías, ellos suelen conocerse como nativos digitales en términos de la sociedad de la información. Sin embargo con la inclusión de nuevas tecnologías este proceso se puede realizar de forma virtual trabajando con foros, webquest tanto en el aula como en distintos lugares y tiempos por tal motivo  el docente en su condición de emigrante digital deberá hacer uso de estas tecnologías. DesarrolloEl reto está  en converger a los docentes hacia el uso de TIC en el desarrollo de su trabajo de enseñanza. Lo cual nos conduce a concluir que necesitamos simplificar la tecnología, esto no es nuevo en el mundo, sólo notemos el amplio abanico de la oferta de herramientas del tipo web 2.0. El rol del docente cambia, ya que se convierte en un orientador del aprendizaje que conduce al estudiante en el proceso de aprender. Indiscutiblemente  el rol del tutor a distancia requiere de  un papel diferente  al tutor presencial. El hecho de que el alumno por su condición de  la modalidad  deba en la soledad  asumir los compromisos  de su autoaprendizaje,  obliga a  crear una estrategia,   lo más  interactiva posible .Por lo que se hace necesario que el tutor tenga capacidad creativa  y dinamismo  de hacer  este proceso de aprendizaje de calidad. Las nuevas estrategias como tutores a distancia deben ser diferentes, pues tener  que motivar al estudiante de otra manera. De modo que no desista del curso y continua con voluntad y coraje para aprender. Así se puede afirmar que, el papel de tutor a distancia es de extrema importancia, pues además de trabajar el contenido debe desarrollar capacidades para estimular, motivar y ofrecer siempre nuevas oportunidades de aprendizaje y participación al estudiante. Un ejemplo claro en la gran importancia que tienen los mensajes escritos para los estudiantes  virtuales, ya que estos mensajes los motivan a seguir adelante con su curso, cobra la misma importancia la redacción de los mismos,   se debe de mantener una respuesta constante y lo más inmediata posible ya que esto ayuda a que los estudiantes no se sientan abandonados y sí se sienten motivados a continuar.Cuando se habla de capacidades del e-Teacher, se podrían simplificar  en sentido de utilidez que Castells (2005) dá al grado de inserción de tecnologías que tenga cada docente. La teoría de difusión de innovaciones puede explicar en parte lo que puede pasar en un grupo de docentes. Por tanto es necesario identificar grupos de adaptadores tempranos y trabajar con ellos de la mano.El hecho de contar con una formación y experiencia docente, es una gran ventaja porque los principios que rigen la enseñanza aprendizaje están bien claros y son tomados en cuenta a la hora de facilitar aprendizajes ya sea presencial o a la distancia. Sin embargo hay que tomar en cuenta que el solo hecho de ser docentes no nos prepara para una comunicación virtual y allí está la gran diferencia porque hasta que sabemos cómo es tratar de transmitir conocimientos, habilidades y destrezas mediante la virtualidad que nos brinda la tecnología, hasta entonces comprendemos lo importante que es aplicar técnicas o estrategias para el trabajo individual o grupal que apoyará las actividades que deben realizar los participantes, y principalmente comprendemos que no es lo mismo comunicarse presencialmente que sin poder vernos los gestos, las reacciones, las motivaciones, etc. que solamente se hacen tangibles mediante la participación que observamos en los participantes ya sea en los foros o en los Chat, incluso vemos actitudes como el cumplimiento o no cumplimiento de tareas y observamos la disciplina, la puntualidad la responsabilidad, es decir actitudes que se evidencias no por los gestos ni el tono de voz sino por la respuesta escrita que nos da el participante. Y allí está en segundo lugar, otro factor importante, como es saber comunicarse por escrito y darse a entender claramente. Todo esto es un nuevo enfoque de la profesión que tiene como base la docencia presencial, pues un docente virtual debe contar con otras estrategias para evaluar, debe saber emplear materiales en un entorno virtual y éstos deben estar diseñados para tal fin.El autor Tapio Varis en "Nuevas formas de alfabetización y nuevas competencias en el e-learning" en relación a las nuevas demandas de la sociedad del conocimiento. "Profesores, estudiantes, trabajadores y ciudadanos deben incorporar desde ahora los siguientes elementos para desarrollar sus conocimientos y capacidad de razonamiento crítico: Alfabetización tecnológica: la capacidad de utilizar nuevos medios, como Internet, para acceder a la información y comunicarla eficazmente.
> Alfabetización informacional: la capacidad de recopilar, organizar y evaluar la información y formarse opiniones válidas basadas en los resultados.
> Creatividad mediática: la capacidad, cada vez mayor, de los ciudadanos de producir y distribuir, dondequiera que se encuentren, contenidos para audiencias de todos los tamaños.
> Alfabetización global: consiste en comprender la interdependencia entre las personas y los países y tener la capacidad de interactuar y colaborar eficazmente a través de las culturas.
> Alfabetización responsable: la competencia de examinar las consecuencias sociales de los medios de comunicación desde el punto de vista de la seguridad, la privacidad y otros." 
En cuanto a las competencias Metodológicas Virtuales, un buen e-Teacher planifica estrategias de aprendizaje en el cual se propone un plan de acción didáctico, haciendo uso de técnicas variadas y actividades metodológicas sugeridas para los participantes de un curso virtual, así como estrategias de evaluación, para lo cual se hace necesario el conocimiento del grupo meta al cual está destinado el plan de acción.  En cuanto a las competencias que deberá desarrollar un e-Teacher se pueden detallar:  Competencias tecnológicas·         utilizar eficaz y adecuadamente la computadora e Internet, ·         usar software con propósitos determinados, ·         ser capaz de dirigir y participar activamente en comunicaciones asincrónicas  (debates en foros, por ejemplo), ·         controlar y moderar en comunicaciones sincrónicas (chats) y ·         participar en herramientas tutoriales (calendario, cartelera de anuncios entre otros). Competencias comunicacionales·         poseer un buen manejo del lenguaje y capacidad para desarrollar una  comunicación cordial, fluida y permanente que será la base de una buena relación tutor-cursante y tutor con los demás tutores, ·         proporcionar retroalimentación, ·         redactar mensajes que incentiven a los capacitandos a participar y fomenten la motivación, ·         promover la inquietud por la investigación y la profundización del conocimiento.  Competencias organizativas·         ser capaz de generar debates a partir de preguntas interesantes y motivadoras,  ·         fomentar la participación de los alumnos y el intercambio de experiencias como medio fundamental del aprendizaje, ·         evaluar el proceso de aprendizaje de los alumnos en la modalidad de e-learning, ·         construir, resumir, recopilar y guardar los aportes de los alumnos para su  posterior  valoración, ·         facilitar la formación de alumnos críticos y de pensamiento creativo dentro del  entorno de aprendizaje colaborativo ·         diseñar los grupos en que los alumnos realizarán las tareas grupales, si las hubiere. Entre otras competencias, definidas por varios autores, el docente a distancia debe tener dominio en estrategias didácticas como la aplicación de procesos cognitivos y metacognitivos, estructuración y organización de contenidos, diagnóstico de necesidades académicas para orientar el desarrollo de competencias tanto a nivel individual como grupal; debe estar preparado sicológica y socialmente para ser un líder, guía, orientador y asesor, aceptar procesos de cambio e innovación para interactuar y estimular potencialidades individuales, motivación y autorregulación en los estudiantes; además el profesor debe tener conocimientos técnicos instrumentales en cuanto al uso efectivo de herramientas ofimáticas y telemáticas y manejar estrategias organizativas en cuanto al trabajo en equipo, la planificación, coordinación, ejecución y monitoreo de los procesos educativos en la gestión de cursos virtuales. [Llorente M., (2006); García L., (2003); Darabi, Sikorski y Harvey (2006); Gunawardena et al., (2004); Gibson-Harman et al., (2002); Herrington & Oliver, (2001); Holmberg, (1995); Schrum & Hong, (2002); Wiesenberg & Hutton, (2000)]Considerar que los principios de la formación docente presencial siguen siendo válidos para e-Teachers  ya que en ambos roles se necesita empatía para estimular en el estudiante la construcción de aprendizajes nuevos y el interés por seguir aprendiendo a lo largo de su vida. Las competencias específicas del e-Teacher están más relacionadas a un cambio de mentalidad y desarrollo de habilidades en el uso de recursos para el aprendizaje, que en este caso son las nuevas tecnologías. La formación básica que los docentes tradicionales reciben resulta esencial si se complementa con las herramientas tecnológicas actuales.  Entonces, la tarea del docente en entornos virtuales debe y exige que haya un cambio y este cambio está relacionado más con lo que demanda el medio, el estudiante, el sistema, los nuevos conocimientos y sobretodo una pedagogía que garantice el fin último del proceso de enseñanza y aprendizaje, que no es otro que el estudiante logre un nuevo aprendizaje.Sin embargo, en la docencia hay especialidades y ser e-Teachers también es una especialidad; pero la persona que tiene formación pedagógica y una actitud positiva al e-learning tendrá mejores posibilidades de desarrollar las competencias para el éxito como e-Teachers.Sin embargo, es preciso que los e-Teachers desarrollen una serie de habilidades que desde la virtualidad permiten el acercamiento tutor-docente. Además de las competencias anteriormente citadas, la sensibilidad que el tutor posea sobre la realidad del estudiante cobra un valor muy determinante para el éxito del aprendizaje,  en este sentido,  la empatía potencia el acercamiento y le brinda seguridad al estudiante virtual.Por otra parte, los e-Teachers deben poseer una mentalidad abierta, cooperativa, respetuosa, capaz de adaptarse a los cambios constantes y mediáticos, con la iniciativa y el conocimiento necesario para proponer nuevas alternativas educativas.Si bien es cierto que  la teoría sugiere muchas nuevas conceptualizaciones a elementos del mundo real bien definidos, como consecuencia de la inserción de tecnologías en los procesos de enseñanza aprendizaje. Así mismo,  implica la adquisición de nuevas competencias, cuya ausencia determina nuevos tipos de analfabetismo. De parte de los estudiantes es mucho más factible, llevar su propio horario y ritmo de aprendizaje cuando se lleva virtualmente,  Sin duda el e-Teacher debe mantenerse en constante búsqueda de nuevos formatos y herramientas que favorezcan su trabajo de mediación en bien del estudiante.  Así como los docentes buscan nuevas metodologías para desarrollar los contenidos dentro del aula regular, igualmente el e-Teacher deben buscar esas nuevas estrategias que favorezcan la consecución de los objetivos propuestos. El e-Teacher debe saber cuándo y cómo usar esas herramientas aunque el desarrollo de un curso en línea es un proceso interdisciplinario, en donde hay profesionales en el aspecto técnico, pero sí es esencial que se apropie de la herramienta tecnológica para un mejor desempeño en la mediación. En el contexto de la Educación Superior, a nivel nacional y mundial, se observa una gran tendencia a la incorporación de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), que va desde el apoyo y uso de las TIC en cursos presenciales hasta la virtualización total de los programas. Se observa también, por parte de las instituciones una gran preocupación por preservar la calidad y compromiso de la educación superior con su contexto social. Esta generación de la educación a distancia, apoyada en la integración de tecnologías existentes y emergentes, que facilitan tanto al estudiante como al docente una nueva dimensión de acceso al conocimiento e interactividad comunicacional, plantean la necesidad de una reingeniería de la formación, donde el uso de estas tecnologías resulta inminente, no sólo en la búsqueda y transmisión de información, sino en todo el proceso de formación involucrado en la misma, incluyendo el nuevo rol del docente , el e-Teacher.ConclusiónEntonces definitivamente el proceso de transformación del docente presencial a facilitador en línea es imposible de obviar. Definitivamente somos una nueva generación de docentes y estudiantes con características muy innovadoras, dentro de las características personales se pueden destacar al menos:
  • poseer un enfoque innovador del aprendizaje que le permita acompañar y facilitar el complejo proceso de adquisición de conocimientos,
  • valorar el entorno virtual donde desempeña su función y transmitirlo a los cursantes y
  • desarrollar pensamiento positivo, apertura, creatividad y entusiasmo respecto del nuevo paradigma educativo, con el pasaje de la enseñanza al aprendizaje,   transportando el énfasis de la actividad formativa al alumno, a su actividad y a su relación con sus pares.
Requiere una "actitud" diferente a la requerida en la educación presencial y eso es suficiente argumento como para justificar que se requiere un nuevo perfil, que al mismo tiempo debe mantenerse actualizado. Definitivamente ese nuevo perfil si incide en la pedagogía ya que no se trata de transmitir conocimiento, sino de facilitar la construcción del mismo.La conceptualización del e-Teacher lo expresa claramente este concepto:“debe ser estratégico en el uso formativo de TIC, debe tener pensamiento proactivo y de planificación de la enseñanza, debe poseer pensamiento interactivo y pensamiento evaluativo. Con relación a las habilidades instrumentales y de conocimiento de las TIC, la utilización del componente tecnológico por parte de los profesores en los entornos virtuales de aprendizaje es fundamental, el profesor debe dominar y entender el funcionamiento de plataforma LMS (plataforma e-learning)… (Martínez, 2005). Bibliografía: o        Barberá,E (Coord), Badia,A & Momino, JM (2001) “La incógnita de la educación a distancia” Barcelona:ICE-Horsori.o        Bates,A.W.(2001)”Cómo gestionar el cambio tecnológico”. Barcelona: Gedisa.o        Duart,J y Sangrá,A (2000) “Aprender de la virtualidad”. Barcelona: Gedisa.o        Fainholc, B (1999) “La interactividad en la educación a distancia”. Barcelona: Paidós.o        García Aretio, L (2001)”La educación a distancia. De la teoría a la práctica.” Barcelona: Ariel.o        Gros,B y Silva,J: “La formación del profesorado como docente en los espacios virtuales” Revista Iberoamericana de Educación Nro 36/1 .[ en línea] OEI  [Fecha de consulta: 1 de octubre de 2007] <http://www.rieoei.org/tec_edu32.htm>o        Gutierrez Martin, A (2003) “Alfabetización digital. Algo más que ratones y teclas”. Barcelona: Gedisa.o        Martinez, J. (2004) “El papel del tutor en el aprendizaje virtual.” Revista UOC. [en línea]UOC [Fecha de Consulta: 27 de septiembre de 2007] <  http://www.uoc.edu/dt/20383/index.html>o        Pagano, C. (2008) “Los Tutores en la Educación a Distancia. Un aporte teórico  Revista UOC. [en línea]UOC Vol 4 n° 2  [Fecha de Consulta: 27 de septiembre de 2008]  http://www.uoc.edu/rusc/4/2/dt/esp/pagano.html o        Ugaz,P. (2005) “Claves para desempeñar el rol de tutor en un programa virtual”  Actas de Online Educa Madrid 2005